Qué es la Hepatitis

Te puedo definir qué es la Hepatitis como una enfermedad que produce una inflamación en el hígado. Quiero que conozcas las causas, los síntomas y cómo se contagia para que tengas toda la información acerca de esta enfermedad.

Generalmente, cuando nos referimos a esta enfermedad la generalizamos y la entendemos como las Hepatitis Víricas. Sin embargo, hay muchos tipos de Hepatitis, que ya veremos más adelante.

Si la piel es el órgano más grande del cuerpo, el Hígado es el órgano más grande que hay dentro del cuerpo humano.

Para que comprendas lo que es y el funcionamiento del hígado dentro del organismo humano, quiero que te lo imagines como la “cocina del cuerpo“.

Por ello y simplificando, el hígado tiene las siguientes funciones:

  1. Tras la digestión, la mayoría de los nutrientes son llevados al hígado para que sean procesados. De esa forma se sintetizan, o fabrican para que lo entiendas mejor, la glucosa, el colesterol, los triglicéridos y numerosos tipos diferentes de proteínas.
  2. Es un órgano que también sirve para almacenar energía, vitaminas y minerales.
  3. También sirve para eliminar aquellos productos que son toxinas para el organismo, como por ejemplo el alcohol, la bilirrubina, la urea o diferentes medicamentos.
  4. Elaboración de la Bilis que es eliminada y almacenada en la Vesícula Biliar, desde donde pasa al duodeno para contribuir a la absorción de las grasas de los alimentos durante la digestión.
  5. Tiene función Inmunitaria puesto que en él se fabrican unas células llamadas macrófagos que actúan contra las bacterias y los virus. Por lo tanto, sirve para mejorar las “defensas” del organismo.

Es muy importante saber que durante una hepatitis, el funcionamiento del hígado casi siempre es normal, excepto en dos casos muy concretos:

  • Una Hepatitis Fulminante: En este caso, la función del hígado se altera de manera muy importante.
  • Una Hepatitis Crónica muy evolucionada: En este caso el daño del hígado ya es muy evidente y puede haber evolucionado a una Cirrosis.

El hígado, como puedes observar en la foto, se encuentra localizado dentro de la cavidad abdominal, justo por debajo de la cavidad torácica, y situado en el lado derecho del abdomen. En medicina, a ese lugar del abdomen se le denomina Hipocondrio derecho.

Causas de Hepatitis

Hay numerosas causas de Hepatitis. Son las siguientes:

  1.  Infecciones: Por Virus, bacterias o por Parásitos.
  2. Por enfermedades Autoinmunes: (Enfermedades del Sistema Inmunitario).
  3. Las producidas por el consumo de Drogas, Medicamentos, Alcohol o por algunas Toxinas.
  4. Por traumatismos.
  5. Por Enfermedades hereditarias: (algunas enfermedades raras), como la Fibrosis Quística o la Enfermedad de Wilson (el organismo no puede eliminar el Cobre del cuerpo). Déficit de Alfa 1 Antitripsina
  6. Por Transfusiones de sangre.
  7. Por déficit de riego sanguíneo al hígado (Isquémica).
  8. Por Obstrucción del conducto de drenaje del Hígado: Por Cálculos biliares, Parásitos o Tumores.

Tipos de Hepatitis Víricas

Existen Virus que solo afectan al hígado y por lo tanto solo producen enfermedad en este órgano y no en otros.

Estos tipos de Hepatitis Víricas son los siguientes:

Virus de la Hepatitis A

También lo encontrarás con las siglas en inglés como HAV.

Es el que produce la enfermedad hepática más leve. Sus síntomas pueden desaparecer a lo largo de semanas o meses sin necesidad de tratamiento.

Virus de la hepatitis B

También lo encontrarás con las siglas en inglés como HBV.

Puede presentarse en forma aguda o crónica, aunque menos de un 5% de la forma aguda en personas adultas se hace crónica.

El tratamiento depende de 3 factores:

  • Si el paciente ha sido recientemente infectado por el virus.
  • Si la enfermedad está en fase aguda.
  • Si la enfermedad ya está en fase crónica.

Virus de la Hepatitis C

También lo encontrarás con las siglas en inglés como HCV.

También puede producir la enfermedad en fase aguda o crónica para toda la vida si no se trata. Sin tratamiento, la mortalidad por esta causa es bastante elevada.

El protocolo para el tratamiento de esta enfermedad pretende reducir los casos de infección crónica en un 90% para el año 2030.

Virus de la Hepatitis D

También lo encontrarás con las siglas en inglés como HDV.

Es un agente infeccioso que afecta a las plantas y se llama Viroide. Para producir enfermedad necesita que la persona esté infectada por el virus de la HBV, de modo que si no estás infectado por el virus de la Hepatitris B nunca padecerás la enfermedad por este virus.

Virus de la Hepatitis E

También lo encontrarás con las siglas en inglés como HEV.

Este virus produce solo enfermedad aguda. Afecta a muchas zonas del mundo, sobre todo a la zona de Asia oriental y meridional.

Produce una enfermedad leve y autolimitada. En algunas ocasiones produce una Hepatitis aguda fulminante, con resultado de muerte, fundamentalmente en mujeres embarazadas.

Virus de la Hepatitis F

Virus de la Hepatitis G

Estos dos últimos virus son los últimos que se han incorporado a la lista de virus que atacan al hígado. A día de hoy, son los que están menos estudiados científicamente.

Por separado, cada uno de estos virus precisa un nuevo artículo por su importancia y relevancia. Próximamente iré publicando un artículo sobre cada uno de estos virus.

Tipos de Hepatitis

Cómo se contagia la Hepatitis

Una forma muy importante para prevenir esta enfermedad es conocer cómo se contagian cada uno de estos virus, o lo que es lo mismo, cómo son capaces de llegar a tu cuerpo cada uno de estos virus.

El contagio puede ser de dos formas:

  1. Contagio Directo: A través de la sangre o a través del agua.
  2. Contagio Indirecto: A través de productos o de objetos que han estado en contacto con sangre infectada por el virus y que han sido mal esterilizados (que es aquel proceso de limpieza por el que se elimina cualquier forma de vida en un objeto o material o líquido).

Las vías por las que pueden se pueden contagiar este tipo de virus son las siguientes:

Mecanismos de Contagio de los virus de la Hepatitis
  1. A través del agua, vía Fecal-oral: beber agua contaminada por el virus, como por ejemplo la hepatitis A.
  2. A través de la sangre:
    • Por contacto directo con sangre infectada por el virus.
    • A través de productos derivados de la sangre.
    • Por Transfusiones de  sangre.
    • Por Jeringas contaminadas con sangre infectada por el virus.
    • A través de heridas.
    • Trasplante de órganos.
    • Por reutilización del material sanitario, en algunos países.
  3. Contagio por vía Sexual.
  4. Contagio Materno-Fetal o Perinatal: Contagio de la madre a su hijo.
  5. A través de Objetos contaminados: con sangre infectada por el virus.

Cabe resaltar, que cada uno de los diferentes virus presenta una forma de contagio diferente. En algunos virus es muy similar, pero los mecanismos de contagio en otros son completamente dispares.

Si quieres conocer con exactitud las formas de contagio de cada uno de los diferentes virus, puedes leer este artículo: “Cómo se contagia la Hepatitis” en el que te explico con precisión el mecanismo de contagio de cada virus.

Síntomas de la Hepatitis

El cuadro clínico de la Hepatitis es muy variado, desde algunas personas con la enfermedad y que no presentan síntomas, hasta otras en las que el cuadro clínico es muy típico.

Como ya has visto, hay muchos tipos de enfermedades que producen una inflamación en el hígado, o lo que es lo mismo, una Hepatitis. Pues bien, a pesar de las múltiples causas, los síntomas de todas ellas son muy similares.

Esta enfermedad la puedes padecer de dos formas diferentes, en forma de Hepatitis Aguda o Crónica.

A continuación te voy a detallar los Síntomas de la Hepatitis Aguda.

Una vez que te has contagiado por el virus, la clínica de la Hepatitis pasa por diferentes fases en las que vas a desarrollar diferentes síntomas.

Las Fases de la Hepatitis Aguda producida por virus son las siguientes:

Periodo de Incubación

En esta fase el virus invade tu organismo y comienza a replicarse, o lo que es lo mismo, a multiplicarse. En esta fase no hay ningún tipo de síntomas.

La duración del periodo de Incubación es muy variable dependiendo del tipo de virus. Oscila de 15 a 60 días, aunque en la Hepatitis B y C puede llegar a ser de 180 días.

Fase Prodrómica o Preictérica

Una vez terminado el Periodo de Incubación, en la que el virus ya se ha multiplicado lo suficiente para poder producir síntomas, comienza el Periodo Prodrómico o fase Preictérica.

Tiene una duración de 3 a 7 días.

En esta fase el paciente aún no está diagnosticado y presenta una serie de síntomas inespecíficos, similares a los de otras patologías.

Síntomas inespecíficos: Astenia importante (sensación de cansancio) Anorexia (falta de apetito), malestar general, fatiga, falta de concentración, cefalea o dolor de cabeza,

Síntomas Digestivos: Nauseas, vómitos, Dispepsia (alteración de la digestión con pesadez, gases, ardor o pirosis) dolor abdominal (en la zona del abdomen donde está el hígado).

Síntomas Articulares y/o Musculares: Mialgias (dolores musculares), Artralgias (dolores articulares).

Fiebre: A veces es solo febrícula (que puede ser prolongada y menor de 38ºC). En otras ocasiones puede llegar a ser de 39ºC.

A veces: Aversión al tabaco y muy ocasionalmente urticaria.

Te estoy viendo la cara y veo que te estás asustando con tantos síntomas. La noticia buena es que no los vas a tener todos. La noticia mala es que lo realmente malo viene después.

Fase Ictérica

Tras la Fase Prodrómica comienza la fase Ictérica.

Esta es la fase en la que ya aparecen los síntomas más típicos de la Hepatitis, que son los siguientes:

  • Ictericia: Es el típico color amarillo que aparece en la piel y en las mucosas (los ojos se tiñen de color amarillo). Este síntoma se debe a que te sube la Bilirrubina (sí, esa de la canción de Juan Luis Guerra) en sangre y va y se deposita en la piel y en las mucosas.
  • Acolia: Es la falta de color de las heces, son de color más claro. Esto es debido a la disminución de la eliminación de los pigmentos biliares al intestino delgado.
  • Coluria: La orina se tiñe de color oscuro y se debe también al aumento de la Bilirrubina en la orina.
  • Prurito: es el picor de la piel

La Ictericia puede durar hasta 6 semanas, pero alcanza su máxima intensidad entre la 1ª y la 2ª semana.

En esta fase los pacientes pueden experimentar una mejoría, a pesar de empeorar la Ictericia, puesto que a veces los síntomas de la fase prodrómica desaparecen. Solo persisten el malestar general, la anorexia y en ocasiones las nauseas y vómitos.

En la Analítica aumentan en sangre las cifras de Bilirrubina y las Transaminasas (GOT o AST, GPT o ALT).

En la Exploración física, el tamaño del hígado está aumentado y es más sensible a la palpación. También el Bazo puede aumentar su tamaño, aunque solo en un 15-20% de pacientes.

Por extraño que parezca, en un 1% de pacientes no aparece la Ictericia y el Diagnóstico se realiza por el resto del cuadro clínico y sobre todo por la analítica. A esta forma de manifestación clínica, en el argot médico, se le denomina Hepatitis Anictérica.

Fase de recuperación

Durante esta fase, que dura de 2 a 4 semanas, el paciente se va recuperando al tiempo que la ictericia desaparece así como el resto de síntomas. El único síntoma que puede perdurar varias semanas es la sensación de cansancio.

La Medicina no es matemática pura. Puede no evolucionar todo como lo anteriormente descrito y aparecer complicaciones, que pueden ser: Fallo Hepático Agudo o masivo o evolucionar hacia la cronicidad. Lo más habitual es la evolución hasta la curación.

Diagnóstico de la Hepatitis

El diagnóstico de una Hepatitis Aguda se realiza mediante los siguientes criterios:

  1. Los datos de la Historia Clínica: En ella quedan reflejados todos los síntomas y la posible causa (mediante la realización de las preguntas pertinentes).
  2. Los datos de la Analítica:
    • Aumento de las cifras de Transaminasas entre 10 y 20 veces sus valores normales.
    • Aumento de la Bilirrubina Total (Aumenta tanto la Bilirrubina Directa como la Indirecta).
    • Aumento de la Fosfatasa Alcalina, no en valores tan extraordinarios como las transaminasas.
    • Aumento de la ϒ-GTP (Gamma Glutamil Transpeptidasa).
  3. Serología para Virus: Con estas pruebas se sabe si la Hepatitis es de causa vírica. Los marcadores serológicos que se realizan son HBsAg, IgM anti-HAV, IgM anti-HBc y anti-HCV. Si alguno da positivo hay que solicitar otros marcadores para hacer un diagnóstico diferencial entre enfermedad aguda y crónica.
  4. Pruebas de Coagulación: El Tiempo de Protrombina (TP) estará alterado.
  5. Marcadores específicos: Como la carga viral (cantidad de virus) o los Anticuerpos que fabrica el organismo contra el virus causante de la enfermedad, ya vistos más arriba.

En próximos artículos, en los que iré publicando cada uno de los diferentes tipos de hepatitis víricas, iré detallando de forma mucho más exhaustiva cómo se realiza el diagnostico de cada tipo de hepatitis viral.

¿Quién tiene que hacerse las pruebas de la Hepatitis?

Las pruebas serológicas se realizan para diagnosticar una Hepatitis vírica.

Los Grupos de Riesgo para la Hepatitis son aquellas personas con mayor posibilidad de ser infectado por un virus.

Conocer si estás dentro del grupo de riesgo, te servirá para acudir a tu médico y consultarle la pertinencia de realizarte un análisis.

Hay que realizarlo para conocer si estás contaminado por algún virus de la Hepatitis aunque no hayas pasado la enfermedad, porque en algunos casos ésta puede presentarse sin síntomas.

Grupos de Riesgo de Hepatitis

Los Grupos de Riesgo son los siguientes:

  1. Para la hepatitis A
    • Viajeros a regiones con tasas altas de la hepatitis A.
    • Los contactos sexuales de personas infectadas.
    • Familiares o cuidadores de personas infectadas.
    • Varones homosexuales.
    • Usuarios de ciertas drogas ilegales (inyectables y no inyectables).
    • Personas con trastornos de la coagulación.
  2. Para la hepatitis B
    • Niños nacidos de madres infectadas.
    • Parejas de personas infectadas.
    • Personas con múltiples parejas sexuales.
    • Las personas con una enfermedad de transmisión sexual (ETS).
    • Varones homosexuales.
    • Usuarios de drogas inyectables.
    • Contactos familiares de personas infectadas.
    • Personal sanitario y de seguridad pública expuestos a la sangre en el trabajo.
    • Pacientes en hemodiálisis.
    • Viajeros a regiones con altas tasas de Hepatitis B (prevalencia de HBsAg de ≥2%)
  3. Para la Hepatitis C
    • Usuarios actuales o antiguos de drogas inyectables.
    • Los receptores de concentrados de factores de la coagulación, antes de 1987.
    • Los receptores de transfusiones de sangre u órganos donados antes de julio de 1992.
    • Pacientes en hemodiálisis de largo plazo.
    • Personas con exposiciones conocidas al VHC (por ejemplo, trabajadores sanitarios después de pinchazos de aguja, receptores de sangre u órganos de un donante que posteriormente resultaron positivos para el VHC).
    • Personas infectadas por el VIH (Virus del SIDA).
    • Niños nacidos de madres infectadas.

Grupos de Personas para realizar una Serología Preventiva

Los siguientes grupos de personas deben realizarse una prueba serológica preventiva para descartar una Hepatitis Viral o para saber si están contaminados por el virus (son portadores asintomáticos del virus o han estado en contacto con el virus):

  1. Para la Hepatitis A
    • Las Pruebas para la Hepatitis A no están recomendadas.
  2. Para La hepatitis B
    • Todas las mujeres embarazadas (prueba de rutina en el primer trimestre del embarazo).
    • Hijos de madres con HBsAg +.
    • Personas nacidas en regiones con tasas moderadas o altas de Hepatitis B.
    • Personas no vacunadas cuyos padres nacieron en regiones con altas tasas de Hepatitis B.
    • Familiares, parejas y cuidadores de cualquier persona con Hepatitis B.
    • Varones homosexuales.
    • Usuarios de drogas inyectables.
    • Pacientes con pruebas hepáticas anormales (Elevación de GOT o GPT).
    • Pacientes en hemodiálisis.
    • Personas que necesitan quimioterapia inmunosupresora o citotóxica.
    • Personas infectadas por el VIH.
    • Donantes de sangre, plasma, órganos, tejidos o semen.
  3. Para la Hepatitis C
    • Personas nacidas entre 1945-1965.
    • Los receptores de concentrados de factores de la coagulación antes de 1987.
    • Destinatarios de transfusiones de sangre u órganos donados antes de julio de 1992.
    • Usuarios de drogas inyectables, o que se han inyectado en el pasado, incluso si fue hace muchos años.
    • Pacientes de hemodiálisis a largo plazo.
    • Las personas con exposición conocida a la hepatitis C (por ejemplo, trabajadores sanitarios después de pinchazos de aguja, receptores de sangre u órganos de un donante que posteriormente resultaron positivos para la hepatitis C).
    • Personas infectadas por el VIH (Virus del SIDA).
    • Personas con signos o síntomas de enfermedad hepática o elevaciones de las Transaminasas.
    • Hijos de madres infectadas por el HCV (no hacer la prueba antes de los 18 meses de edad).
    • Donantes de sangre, plasma, órganos, tejidos o semen.

Tratamiento de la Hepatitis

El tratamiento de la Hepatitis Aguda es el siguiente:

  1. Tratamiento sintomático. Es el tratamiento de aquellos síntomas que estés manifestando en una Hepatitis aguda.
  2. Tratamiento específico: depende de la causa que produzca la Hepatitis.
  3. Ningún tratamiento evita el progreso en sus fases de una Hepatitis Virica Aguda, salvo la vacunación tras la exposición al virus.
  4. Hay que evitar: El ingerir alcohol, porque es un producto hepatotóxico (daña al hígado) y puede aumentar la lesión que ya tienes en el hígado.
  5. El tratamiento dietético y el aconsejar reposo en cama o disminuir el ejercicio físico, por el momento no tienen una base científica. Aunque, generalmente, se suelen prescribir.
  6. En la Hepatitis Colestásica se puede administrar Colestiramina para evitar el prurito (picor).
  7. En la Hepatitis Aguda producida por el Paracetamol se utiliza como tratamiento la N-Acetilcisteína.

Las Hepatitis A y E no se tratan puesto que la mayoría se curan de manera espontánea. Solo hay que vigilar su evolución por si dan lugar a una forma de Hepatitis Fulminante u otra más agresiva.

Próximamente iré publicando, por separado, un artículo para cada una de las diferentes hepatitis Víricas. En esos artículos explicaré más a fondo el tratamiento específico para cada una de ellas, ya que es diferente el tratamiento con fármacos antivirales.

Cómo se cura la Hepatitis

Por norma general, tras la aparición de los primeros síntomas, las hepatitis víricas se suelen resolver de forma espontanea en un periodo de tiempo de 4 a 8 semanas. Esto quiere decir que la Hepatitis Aguda se cura sola, lo hace el propio organismo.

¿Y esto cómo es posible?

¡Tranqui!, que te lo voy a explicar muy bien para que lo puedas comprender.

Ya te he hablado más de una vez del Sistema Inmunitario, que es el que recibe la alerta de que un microorganismo extraño ha invadido al cuerpo humano, en este caso el virus, y hay que eliminarlo.

Cuando el Virus de la Hepatitis infecta a una persona, automáticamente se pone en marcha este Sistema hasta que se reconoce al virus. Comienza la fabricación de Anticuerpos contra el virus (las famosas defensas que van a intentar aniquilar y eliminar al virus del organismo humano).

En algunos pacientes se consigue la erradicación completa de este virus, quedando en la sangre un rastro de que el cuerpo humano estuvo en contacto con ese virus.

En otras ocasiones, aunque se controla la infección, en el cuerpo humano queda una pequeña cantidad de virus, llamada viremia.

Para la Hepatitis C Aguda sí que existen medicamentos Antivirales que pueden ser utilizados para el tratamiento.

Pero, estos medicamentos no existen para las Hepatitis A y B.

Hepatitis cómo prevenirla

La mejor forma de prevenir la Hepatitis es mediante la vacunación.

Con relación a la Hepatitis A y E una manera muy importante de prevención es la higiene puesto que el mecanismo de transmisión de estas es por la vía Fecal-oral.

Existen Vacunas contra la Hepatitis A, B y E. No existe, hoy en día, vacuna contra la Hepatitis C.

Contra el Virus de la hepatitis B también existe una Inmunoglobulina específica llamada IGHB que se utiliza en caso de:

  • Recién nacidos de madre con HBsAg +, junto con la vacuna.
  • Contacto sexual con persona con HBsAg +, junto con la vacuna.
  • Contacto accidental con sangre con HBsAg + (por ejemplo, personal sanitario), junto con la vacuna.

La prevención mediante vacuna de la Hepatitis B evita la hepatitis D.

La tendencia a la variabilidad genética del virus de la Hepatitis C ha evitado que exista una vacuna a día de hoy.

Hepatitis Crónica

Algunas hepatitis agudas pueden evolucionar hasta la cronicidad.

Se define la Hepatitis crónica como aquella hepatitis que dura más de seis meses.

Causas

Las causas más frecuentes son los virus de las Hepatitis B (un 1-2% producen cronicidad) y C (hasta un 60-70% producen cronicidad), además de las enfermedades autoinmunes y los fármacos.

El mecanismo por el cual los virus producen infecciones crónicas es porque el virus permanece de forma latente en el hepatocito (que es la célula del hígado). Latente significa que el virus está oculto o inactivo en las células del hígado, sin manifestarse, esperando hasta que entra de nuevo en funcionamiento y comienza a replicarse.

Síntomas

Muchos pacientes no habían tenido síntomas de Hepatitis aguda.

La clínica que presentan estos pacientes es muy inespecífica y los síntomas que se observan son: fatiga, malestar general junto con dolor muscular, y algunas veces nauseas, dolor abdominal, pérdida de peso y anorexia.

Hay algunos pacientes que pueden presentar ya una Cirrosis o una Hipertensión Portal como formas de complicación.

Diagnóstico

El diagnóstico se realiza por la elevación de las Transaminasas (GOT y GPT), aunque en algunas ocasiones la primera manisfestación de la enfermedad crónica es la elevación de la GPT (ALT), aún sin síntomas previos.

Para realizar un diagnóstico preciso se necesita realizar una biopsia hepática, la cual nos dará también el grado de afectación hepática.

Tratamiento

El tratamiento está encaminado a tratar todas las complicaciones que puedan aparecer, con medicamentos antivirales y, en fase terminal, la alternativa es el Trasplante hepático.

Hepatitis Fulminante

Es un cuadro clínico muy poco frecuente.

Se produce una máxima destrucción de hepatocitos (las células del hígado) provocada por algunos de los virus de la hepatitis (el del tipo B y, sobre todo, cuando existe una infección conjunta por los virus B y D), por Fármacos o por productos Tóxicos.

El empeoramiento y gravedad de estos pacientes es muy rápido y el tratamiento requiere casi siempre del Trasplante Hepático para lograr la supervivencia.

¿Puedo donar sangre si he tenido una Hepatitis?

Nunca se puede donar sangre si se ha tenido una Hepatitis B o C.

Si de niño se ha pasado una Hepatitis A sí se puede donar sangre.

¿Por qué se le hace la prueba de la Hepatitis a las embarazadas?

A las embarazadas se le realizan estas pruebas en el primer trimestre del embarazo.

En caso de ser negativa, esta prueba se repite en el tercer trimestre porque durante ese periodo de tiempo la mujer embarazada se ha podido contagiar del virus, sobre todo el B, y más aún si tiene o concurren en ella los factores de riesgo ya vistos anteriormente.

Esta prueba se realiza porque en caso de dar positiva, al recién nacido se le debe de administrar la Vacuna de la Hepatitis B junto con la Inmunoglobulina específica IGHB.

Bueno, si has llegado hasta aquí, ahora ya sabes mucho más sobre qué es la Hepatitis.

Te aseguro que, aunque el artículo me ha salido muy largo, he intentado abreviar todo lo que he podido para que puedas entender qué es la hepatitis a la perfección.

Espero que haya podido solucionar todas tus dudas y que hayas comprendido todo el texto a la perfección. Si es así, te agradezco que lo puntúes en las estrellas de abajo. De esa manera tengo una referencia sobre cómo he expuesto este tema. La máxima calificación son 5 estrellas.

Si lo compartes en tus redes sociales porque te ha gustado cómo está expuesto y por su relevancia, ¡Te lo agradezco mucho!

ESTOS ARTÍCULOS TAMBIÉN TE PUEDEN ENCANTAR

¡Bueno! Te espero en los comentarios.

¡Que tengas un día maravilloso!

Qué es la Hepatitis
4.9 (98.03%) 61 votos

3 comentarios en “Qué es la Hepatitis”

  1. Los comentarios para esta web son muy importantes, significan que la web tiene vida propia.

    Tú eres muy importante y tu opinión es exclusiva.

    Deja un comentario y siempre te responderé.

  2. Hola tengo mi hija de 3 años y le diagnosticaron hepatitis viral me dijo el doctor k no era la A. Y la mandaron para la casa con reposo y aislada del resto. Mi pregunta es la siguiente ¿me puedo acercar a ella o no?

    • Hola Cintia, Muchas gracias por tu comentario

      Por supuesto que te puedes acercar a ella. No obstante, todas las dudas que tengas sobre el tipo de Hepatitis de tu hija debes de consultarlas con su pediatra.

      Un saludo

Deja un comentario

SUSCRÍBETE al Blog y te REGALO 
LA MEJOR TABLA DE CALORÍAS DE TODOS LOS ALIMENTOS

Responsable: Francisco Belda Maruenda Finalidad: Envíar la Tabla y notificar nuevos artículos por email Legitimación: Tu consentimiento Destinatarios: Tu nombre y email se almacenan en Mailrelay acogida al acuerdo de seguridad Privacy Shield de Suiza y UE, cumpliendo con el RGPD Europeo Derechos: Acceder, rectificar, limitar, suprimir tus datos.

x