Dieta para la Intolerancia a la Fructosa

Conocer la Dieta para la Intolerancia a la Fructosa va a servir para evitar los alimentos con Fructosa que son los causantes de esta enfermedad.

Una Dieta sin Fructosa va a ser fundamental para minimizar los síntomas tan desagradables que puede producir esta intolerancia.

Una parte fundamental del estado de salud de una persona depende de su alimentación. Una alimentación equilibrada, nutritiva y saludable es muy fácil de llevar a cabo.

No obstante, los alimentos en ocasiones pueden ser una pesadilla para cualquier persona, y tener en ellos a sus mayores enemigos.

Aquellas personas que sufren una intolerancia alimentaria saben muy bien de qué estoy hablando, aunque aprendiendo a conocer los alimentos es muy fácil llevar una alimentación diaria sin ningún tipo de problemas.

Por eso, de nada sirven las dietas escritas en un folio o la lista de alimentos prohibidos. Lo que realmente sirve es aprender a reconocer el producto al que se es intolerante en cada alimento, para de esa manera poder evitarlo.

Problemas que pueden dar los alimentos

Antes de entrar de lleno en la dieta para la intolerancia a la Fructosa es necesario que te explique los diferentes problemas que pueden causar en el organismo los alimentos.

De esa manera podrás aprender a diferenciar cada uno de estos problemas o enfermedades puesto que el tratamiento para cada uno de ellos es completamente diferente.

Los problemas que pueden dar los alimentos son los siguientes:

  1. Toxicidad.
  2. Alergia.
  3. Intolerancia.

Un alimento puede ser tóxico para el cuerpo humano porque lleve toxinas en su composición o porque esté en mal estado y ello produzca un estado de toxicidad para el organismo humano.

La Alergia a un alimento es un estado en el cual el sistema inmunitario de una persona está alterado, considerando a ese alimento como dañino para el cuerpo humano y desencadenando una reacción alérgica que puede llevar incluso hasta la muerte.

Sin embargo, la Intolerancia a un alimento se produce cuando no se puede absorber con normalidad en el tubo digestivo un alimento, causando una serie de síntomas derivados de esa mala absorción.

¿Qué es la Fructosa?

La Fructosa es una forma de azúcar que se encuentra en:

  • Las Frutas.
  • La Miel.
  • Los Vegetales.

Pertenece a la familia de nutrientes de los Hidratos de Carbono.

Dentro de los diferentes tipos de Hidratos de Carbono es un Monosacárido, igual que lo son la Glucosa y la Galactosa.

La Fructosa tiene un poder de endulzar mayor que el de la Glucosa.

Desde el punto de vista energético aporta 4 Kilocalorías por gramo.

la Industria Alimentaria utiliza la Fructosa como edulcorante para los diabéticos. Los productos que venden en las tiendas de alimentación o en los supermercados llevan Fructosa como edulcorante.

Tras la absorción de la Fructosa en el intestino, es metabolizada transformándose en Glucógeno que se almacena en el Hígado para ser utilizada como energía de reserva en situaciones de ejercicio físico intenso.

Pero, como al final la Fructosa se transforma en Glucosa no es considerada un producto recomendable como edulcorante para los diabéticos.

Esto es así puesto que al final de todo el proceso metabólico de la Fructosa, a los diabéticos que consumen este tipo de productos les sube el azúcar (glucosa) en sangre.

La Fructosa se metaboliza solo en el Hígado, lo que produce que aumenten los niveles en sangre de la Hormona Ghrelina y disminuyan los de Leptina e Insulina.

Tanto la Leptina, conocida como la Hormona de la saciedad, como la Insulina disminuyen el apetito en las personas, mientras que la Ghrelina lo aumenta.

Por esta razón se cree que consumir Fructosa, o lo que es lo mismo Frutas, no calma el apetito, sino que la persona tiene más ganas de seguir consumiendo alimentos que contengan Fructosa, lo que puede ser un factor que contribuya a la obesidad.

Dieta para la Intolerancia a la Fructosa, dieta para intolerancia a la fructosa, alimentos con fructosa, dieta sin fructosa, ¿Qué problemas pueden dar los alimentos?, Problemas que pueden dar los alimentos, ¿Qué es la Fructosa?, ¿Qué es la Intolerancia a la Fructosa?, El Sorbitol en la Intolerancia a la Fructosa,

¿Qué es la Intolerancia a la Fructosa?

La Intolerancia a la Fructosa es una enfermedad digestiva en la cual existe una alteración en el Transportador específico de Fructosa que tiene como misión transportar la Fructosa desde la luz del tubo digestivo al torrente sanguíneo.

A este proceso se le conoce con el nombre de absorción intestinal de la Fructosa.

Por eso, a esta alteración se la ha llamado de diferentes formas. La puedes ver en la literatura con los siguientes nombres:

  • Intolerancia alimentaria a la Fructosa.
  • Síndrome de  malabsorción de Fructosa.
  • Intolerancia oral a la Fructosa.

Aparte del Transportador específico de Fructosa, existe otro Transportador para la absorción que comparten al mismo tiempo la Fructosa, la Glucosa y la Galactosa.

Esto explica por qué las personas que tienen una intolerancia a la Fructosa no presentan síntomas cuando consumen al mismo tiempo Glucosa y Fructosa.

Los síntomas de la Intolerancia a la Fructosa aparecen porque al no absorberse, aumenta su nivel en todo el tubo digestivo, fermentando posteriormente.

El Sorbitol en la Intolerancia a la Fructosa

Las personas que presentan una Intolerancia a la Fructosa también sufren una Intolerancia al Sorbitol.

El Sorbitol es un Alcohol Azúcar que se encuentra en:

  • Las Frutas.
  • Los vegetales.
  • Las Algas rojas.

La industria alimentaria lo utiliza como:

  • Edulcorante.
  • Espesante.
  • Humectante.

Es un producto con gran capacidad para endulzar y, además aporta pocas calorías.

El Transportador intestinal para la Fructosa y el Sorbitol es el mismo. Por eso empeoran los pacientes cuando consumen ambos productos al mismo tiempo.

No obstante, si existe alteración en el Transportador específico, y se consume solo Sorbitol también aparecen los síntomas de la Intolerancia, que son los mismos que para la Fructosa.

Pero, con el Sorbitol existe todavía un peligro mayor, puesto que el organismo solo puede absorber una cantidad máxima diaria de unos 20 o 25 gramos.

Por lo que, si una persona consume más de 25 gramos de esa sustancia va a presentar síntomas y es muy fácil superar esta cifra como leerás en el artículo más adelante.

Dieta para la Intolerancia a la Fructosa

En el artículo me podría haber ceñido exclusivamente a explicarte cuál es la dieta para la Intolerancia a la Fructosa, explicarte qué alimentos puedes consumir y cuáles no.

Pero yo soy un obseso de explicarle a mis pacientes por qué le suceden las enfermedades y cuáles son los mecanismos que les han conducido a esa situación.

En este Blog voy a llevar ese paradigma a la máxima expresión y por eso te he explicado todo lo anterior.

Si eres capaz de comprender por qué se produce la intolerancia, vas a poder realizar una dieta que evite los alimentos con Fructosa y con Sorbitol que son los causantes de los síntomas de esta enfermedad.

Es muy importante que te quede claro que el grado de intolerancia para la Fructosa y para el sorbitol es muy variable de unas personas a otras.

La Sacarosa es el azúcar común que se utiliza todos los días. Es un Hidrato de Carbono, y dentro de éstos es un Disacárido, es decir, está formado por dos monosacáridos que son la Glucosa y la Fructosa.

La sacarosa es bien tolerada en los pacientes con una Intolerancia a la Fructosa.

Esto es muy importante y quiere decir lo siguiente:

Los alimentos que en su composición tengan Fructosa y Glucosa, por lo general, van a ser bien tolerados.

Por lo tanto, la dieta para la Intolerancia a la Fructosa va a consistir en:

  • Evitar los alimentos que contienen Fructosa, sobre todo los que tienen mayor proporción de Fructosa.
  • Evitar los alimentos que contienen Sorbitol.
  • Evitar la ingesta conjunta de alimentos con Fructosa y Sorbitol.

Todas las Frutas tienen Fructosa.

Las frutas que tengan una cantidad similar de Fructosa y Glucosa van a ser bien toleradas, como la Uva y los Plátanos o Bananas.

Sin embargo, las frutas que mayor intolerancia a la Fructosa van a producir son las siguientes:

  • Frutas pasas.
  • Manzana.
  • Melocotón.
  • Higos.
  • Dátiles.
  • Pera.
  • Breva.
  • Ciruela.
  • Cereza.
  • Caquis.
  • Chirimoya.
  • Guindas.

Las frutas con menos contenido de Fructosa son las siguientes:

  • Aguacate.
  • Albaricoque.
  • Coco.
  • Lima.
  • Papaya.

El resto de frutas tienen un contenido intermedio de Fructosa.

No hay que olvidar que los vegetales también tienen Fructosa.

Las verduras con mayor contenido en Fructosa son las siguientes:

  • Zanahoria.
  • Tomate.
  • Espárragos.
  • Calabaza.
  • Cebolla.
  • Puerros.
  • Coliflor.
  • Coles.
  • Brócoli.
  • Apio.
  • Chile.

Tambien hay que evitar el consumon de:

  • Mermeladas: sobre todo las elaboradas con Fructosa.
  • Carne de Membrillo.
  • Chocolate.

Y, por supuesto, también hay que evitar o disminuir el consumo de todos los productos que contienen Sorbitol en su composición.

Son los siguientes:

  • Chicles.
  • Gominolas.
  • Medicamentos, sobre todo en jarabe.
  • Zumos comerciales.
  • Bebidas azucaradas.
  • Bollería industrial.
  • Productos dietéticos.
  • Productos que contengan en su etiqueta la sustancia E-420 (que es Sorbitol).

Incluso la pasta de dientes puede llevar Sorbitol.

Y para finalizar un truco muy importante, si consumes Fruta y le añades Azúcar, vas a tolerar mejor la fruta y vas a tener menos síntomas.

¡Y ya está! ¡Espero que te sirva para que sepas elegir qué alimentos consumir!

Imagino que has leído el artículo con atención, y ya sabes que la Dieta para la Intolerancia a la Fructosa es la base del tratamiento de esta enfermedad.

Ya tienes toda la información que andabas buscando sobre la Dieta para la Intolerancia a la Fructosa.

Ahora ya sabes algo muy importante: que el Sorbitol también lo tienes que evitar si tienes Intolerancia a la Fructosa.

Si te ha quedado alguna duda, hazme un comentario y te responderé.

Suscríbete al Blog si te gustan los artículos. De esa manera, te enviaré un correo electrónico cada vez que publique un artículo nuevo.

Si te ha gustado el artículo y piensas que puede interesar a tus amigos o amigas, puedes compartirlo en tus redes sociales. Las encontrarás más abajo. También puedes darle a Me gusta en Facebook. Si lo haces, ya sabes que tienes toda mi gratitud.

Intento mejorar en cada artículo, por eso me interesa que me evalúes en las estrellas de más abajo. 5 estrellas es la nota máxima y para ello hay que pulsar la estrella de la derecha.

ESTOS ARTÍCULOS TAMBIÉN TE PUEDEN ENCANTAR:

¡Que tengas un día maravilloso!

Dieta para la Intolerancia a la Fructosa
5 (100%) 55 votos

3 comentarios en “Dieta para la Intolerancia a la Fructosa”

  1. Los comentarios para esta web son muy importantes, significan que la web tiene vida propia.

    Tú eres muy importante y tu opinión es exclusiva.

    Deja un comentario y siempre te responderé.

  2. Hola! llevo dos años diagnosticada y mas de 15 con sintomas, muy perdida pues nadie entendía que “comiendo bien” (fruta y verdura) me sintiera mal y “comiendo mal” (todo lo demas) me sintiera mejor, de hecho llegaron a diagnosticarme bulimia no purgativa y a “obligarme” comer 3 raciones diarias de fruta y verdura. Gracias a dios de mas adulta ya si me tomaron en serio y por fin me lo diagnosticaron, mi pregunta es, todo los endocrinos me dicen que tengo que “escucharme” e ir viendo que me sienta mal o no, pero yo noto como a veces estoy tan “saturada” que ya no puedo escuchar mi cuerpo, ¿hay alguna dieta base desde la que empezar a probar o para cuando ya esta el organismo muy saturado? antes me funcionaba las de solo proteinas y grasas pero creo que es demasiado duro para mi organismo dañado como está de tantos años con esto sin diagnosticar.

    • Hola Mjose, muchas gracias por tu comentario.

      Me alegro que por fin estés diagnosticada. En el artículo tienes toda la Dieta para la Intolerancia a la Fructosa.

      Con relación a la dieta, yo te aconsejaría que llevaras un Dietario en el que apuntes todos los alimentos que te sientan bien y los que te producen intolerancia.
      Cuando un alimento presentes síntomas con él puesto que eres intolerante a ese alimento, apunta también la cantidad que has comido de ese alimento y prueba en otra ocasión solo con una dosis mínima.
      Con todos estos detalles que vayas apuntando de todos los alimentos, en un periodo corto de tiempo vas a tener un listado completo de todos los alimentos que puedes consumir y su cantidad máxima para que no te produzcan síntomas.

      Un saludo

Deja un comentario

SUSCRÍBETE al Blog y te REGALO 
LA MEJOR TABLA DE CALORÍAS DE TODOS LOS ALIMENTOS

Responsable: Francisco Belda Maruenda Finalidad: Envíar la Tabla y notificar nuevos artículos por email Legitimación: Tu consentimiento Destinatarios: Tu nombre y email se almacenan en Mailrelay acogida al acuerdo de seguridad Privacy Shield de Suiza y UE, cumpliendo con el RGPD Europeo Derechos: Acceder, rectificar, limitar, suprimir tus datos.

x