¿Cómo se toma el Pulso, para qué sirve?

¿Cómo se toma el pulso? y ¿Para qué sirve el pulso? son dos preguntas que te voy a explicar en este artículo para que aprendas a tomarte el pulso.

Existen muchas enfermedades en las que existe una alteración en el pulso. Saber ¿cómo se toma el pulso? te puede ayudar a realizar un diagnóstico precoz de dichas enfermedades.

En todos los deportistas y en todas las personas que practican deporte también es muy útil la toma del pulso para poder adecuar la práctica del ejercicio físico a las necesidades y la forma física de cada persona.

En la consulta médica es muy frecuente que el médico recomiende al paciente que se tome el pulso, que haga una medición del pulso y que explique sus características.

Se da por hecho en la consulta médica, en la mayoría de las ocasiones, que el paciente o las personas sanas saben tomarse el pulso.

No obstante y por mi experiencia clínica eso no es así. Por lo tanto, dentro de la educación sanitaria de las personas y de los pacientes, una de las cosas que hay que realizar es enseñar ¿Cómo se toma el Pulso? y ¿Para qué sirve el Pulso?.

¿Qué es el Pulso?

El pulso se corresponde con los latidos de tu corazón.

Ese es el concepto más importante que te tiene  que quedar claro.

Cuando te tomas el pulso y lo notas, esa sensación que estás notando se corresponde con un latido de tu corazón.

Cuando el corazón se contrae y bombea la sangre que va a ir a todo el cuerpo, esa contracción de tu corazón se corresponde con la onda pulsátil que notas al tomar el pulso.

¿Cómo se toma el pulso?

El pulso se toma con los dedos de la mano.

En casi toda la bibliografía médica se aconseja tomar el pulso con la yema de los dedos índice y corazón.

Sin embargo, en mi experiencia clínica, yo siempre tomo el pulso, y lo aconsejo a mis pacientes, con la yema de los dedos índice, corazón y anular, o lo que es lo mismo, con el segundo, tercero y cuarto dedos, igual que se muestra en la imagen superior de este artículo.

Lo hago así puesto que en determinadas situaciones clínicas, en las que el pulso puede ser muy débil, es más sensible tomar el pulso con los 3 dedos.

Además, para tomar el pulso se necesita un reloj que tenga segundero porque hay que contar el número de pulsaciones que notas durante un minuto.

Uno de los lugares más importantes para tomar el pulso es en la Arteria Radial, en la cara interna de la muñeca, como se muestra en la imagen de más arriba.

La mano tiene que estar colocada hacia arriba, como se muestra en la imagen.

Si eres diestro, es más fácil tomar el pulso en la mano izquierda del paciente o de la otra persona. Si eres zurdo, toma el pulso sobre la mano derecha de la otra persona.

Si tú te tomas el pulso, hazlo de la misma manera. Con tu mano derecha puedes tomar el pulso sobre tu muñeca izquierda y viceversa.

Para buscar la Arteria Radial, puedes seguir la prolongación del dedo pulgar hasta la muñeca. Tienes que buscar un pequeño hueco que existe entre el hueso (ese hueso de la muñeca es el Radio) por la parte de fuera y un tendón por la parte de dentro.

En ese lugar se encuentra la Arteria Radial y sobre ella tienes que tomar el pulso.

Notarás una sensación pulsátil que golpea suavemente la superficie de las yemas de tus dedos. Esa sensación es lo que tienes que sentir sobre tus dedos.

Si no encuentras el pulso, deberás de mover las yemas de los dedos hacia dentro y hacia afuera, hasta el hueso. También podrías hacerlo en dirección a la mano o a la muñeca.

Para notar el pulso no tienes que hacer mucha presión sobre la Arteria Radial, sino que la fuerza con la que presionas tiene que ser leve, para dejar pasar la sangre dentro de la Arteria y sentir el pulso.

Si presionas con mucha fuerza vas a producir una oclusión de la circulación de la sangre a través de la arteria y no vas a notar el pulso, pudiendo producir un problema de circulación de la sangre sobre la mano, puesto que ésta no llegará a la mano.

Una vez que sientes el pulso, tienes que contar cada sensación pulsátil durante un minuto.

¿Cómo se toma el pulso?, ¿Para qué sirve el pulso?, ¿Qué es el Pulso?, Características del Pulso Normal, Tipos de Pulso Anormales o patológicos, ¿Dónde se toma el pulso?,

¿Para qué sirve el pulso?

El pulso sirve para medir la frecuencia cardíaca de una persona durante un minuto, o lo que es lo mismo, el número de latidos cardíacos en 60 segundos.

El número de latidos normales del corazón en una persona adulta sana es de entre 60 y 100.

Si te tomas el pulso y cuentas entre 60 y 100 pulsaciones, tu pulso va a ser normal. Ello también indica que la frecuencia de latidos de tu corazón es normal.

Existen numerosas enfermedades que aceleran la frecuencia cardíaca. Al proceso clínico en el que el corazón tiene más de 100 latidos por minutos se le denomina Taquicardia y cuando tomes el pulso hallarás más de 100 pulsaciones.

También existen situaciones clínicas en las que el corazón tiene menos de 60 latidos por minuto. A esa situación se la denomina Bradicardia y en el pulso hallarás menos de 60 pulsaciones.

Pero, existen situaciones normales en las que el corazón puede latir a más de 100 latidos por minuto, como por ejemplo cuando se realiza ejercicio físico, cuando tienes miedo o estás en peligro, además de otras situaciones.

Y, también, existen situaciones en las que el corazón late a menos de 60 latidos por minuto y no existe ninguna enfermedad.

Esta situación en la que el corazón late más lento de lo normal se presenta frecuentemente en los deportistas y en las personas que practican ejercicio físico importante y repetido, pudiendo encontrar hasta 40 pulsaciones por minuto.

¿Dónde se toma el pulso?

El pulso se toma sobre las arterias del cuerpo humano.

Además de la Arteria Radial, otras arterias en las que se puede tomar el pulso son las siguientes:

  1. Arteria Carótida: En el cuello.
  2. Arteria Femoral: En el muslo.
  3. Arteria Braquial: En el brazo.
  4. Arteria Poplitea: Detrás de la Rodilla.
  5. Arteria Tibial Posterior: Detrás del Tobillo.
  6. Arteria Dorsal del Pie: Es el pulso Pedio en el empeine del pie.

Antes te he descrito cómo se toma el pulso en la Arteria Radial, pero quiero que sepas que existe otro lugar en el cuerpo en el que tomar el pulso es muy fácil.

Se trata de la Arteria Carótida y muchos deportistas antiguamente, cuando no existían los pulsómetros, se tomaban el pulso en esa región del cuerpo humano.

El pulso carotídeo se toma en el lateral del cuello, por debajo de la mandíbula, presionando suavemente sobre la tráquea, que es el órgano cartilaginoso y duro que hay en el cuello.

Pero, palpar el pulso carotídeo puede provocar los siguientes problemas:

  • Si se palpa con mucha presión o fuerza puede provocar Bradicardia, que el corazón tenga una frecuencia menor de 60 latidos por minuto e incluso una parada cardíaca.
  • Nunca hay que palpar el pulso de ambas arterias Carótidas a la vez puesto que se puede producir un Síncope (pérdida de conciencia) o una Isquemia Cerebral.

Características del Pulso Normal

Tomar el pulso es fácil.

Pero, aprender a diferenciar las características normales del pulso frente a las características anormales es un poco más complicado.

Las características normales del pulso son las siguientes:

  1. Frecuencia: Un pulso normal está en el rango entre 60 y 100 pulsaciones por minuto. Es la característica más fácil de detectar por cualquier persona puesto que solo hay que contar.
  2. Regularidad: El pulso tiene que ser rítmico, de forma regular. Todas las pulsaciones son iguales y la distancia o el tiempo entre una y otra es la misma. Si esta característica no se cumple, el pulso va a ser Irregular.
  3. Igualdad: Esta característica se refiere a que todas las ondas del pulso van a ser iguales y las vas a sentir como que cada vez que presiona sobre las yemas de tu dedo las pulsaciones del pulso siempre lo hacen con la misma intensidad.
  4. Amplitud: para detectar esta característica normal del pulso ya hay que ser un experto en la toma del pulso o ser médico. Esta característica se refiere a la fuerza en la que golpea las ondas del pulso a las yemas de tus dedos. La amplitud normal debe ser mediana. Cuando aumenta o disminuye la amplitud, el pulso ya no es normal.

Tipos de Pulso Anormales o Patológicos

Como ya he comentado antes, aprender a diferenciar cada una de las anormalidades del pulso puede ser un poco difícil.

Los Tipos de pulso anormales o patológicos son los siguientes:

  1. Pulso Arrítmico: En este tipo de pulso, la separación o el tiempo entre las ondas pulsátiles del pulso no es la misma. Se da en las arritmias cardíacas.
  2. Pulso Filiforme: En el pulso Filiforme existe un aumento de la frecuencia del pulso y una disminución de la amplitud.
  3. Pulso Dicrótico: La onda del pulso normal tiene un ascenso y descenso similares. En el pulso Dicrótico el descenso de la onda pulsátil se hace en dos tiempos.
  4. Pulso Desigual: Las ondas del pulso tienen diferentes amplitudes. Se da también en las arritmias cardíacas.
  5. Pulso Irregular y Desigual: Este tipo de pulso es característico de la Fibrilación Auricular.
  6. Pulso Alternante: Existen ondas de pulso de mayor amplitud y otras de menor, mientras que el tiempo entre ellas siempre es el mismo.
  7. Pulso Magno: La amplitud de la onda pulsátil está aumentada.
  8. Pulso Parvo: La amplitud de la onda pulsátil está disminuida.
  9. Pulso Bigeminado: Se presenta cuando existe una cadencia de 2 ondas de pulso, la primera normal y la segunda anormal que se corresponde habitualmente con un extrasístole.
  10. Pulso Alternante: El ritmo del pulso es regular pero, sin embargo, se aprecia una secuencia de un pulso con una amplitud normal, seguido por otro pulso de menor amplitud.
  11. Pulso Paradójico: En este tipo de pulso se aprecia una disminución de la amplitud del pulso arterial, que a veces hasta desaparece, durante la inspiración junto con una ingurgitación de las venas yugulares. En este tipo de pulso la Tensión Arterial Sistólica disminuye 10 mmHg cuando disminuye la amplitud del pulso.

¡Y por ahora, creo que esto es todo! ¿Te ha resultado útil toda la información que te acabo de ofrecer?

Imagino que has leído el artículo con atención y ya sabes cómo se toma el pulso.

Ya tienes toda la información que andabas buscando sobre para qué sirve el pulso.

Ahora ya sabes algo muy importante, qué es el pulso y, sobre todo, las características del pulso normal.

Si te ha quedado alguna duda, hazme un comentario y te responderé.

Si te ha gustado el artículo y piensas que puede interesar a tus amigos o amigas, puedes compartirlo en tus redes sociales. Las encontrarás más abajo. También puedes darle a Me gusta en Facebook. Si lo haces, ya sabes que tienes toda mi gratitud.

Intento mejorar en cada artículo, por eso me interesa que me evalúes en las estrellas de más abajo. 5 estrellas es la nota máxima y para ello hay que pulsar la estrella de la derecha.

ESTOS ARTÍCULOS TAMBIÉN TE PUEDEN ENCANTAR:

¡Que tengas un día maravilloso!

¿Cómo se toma el Pulso, para qué sirve?
5 (99.2%) 50 votos

5 comentarios en “¿Cómo se toma el Pulso, para qué sirve?”

  1. Los comentarios para esta web son muy importantes, significan que la web tiene vida propia.

    Tú eres muy importante y tu opinión es exclusiva.

    Deja un comentario y siempre te responderé.

  2. Me encanta este tipo de información, aunque todos creemos saber como hacerlo, al final nos ayuda y mucho para hacerlo e intentar interpretarlo de la mejor manera posible.
    Gracias Dr. Francisco Belda

    • Hola Encarna, muchas gracias por tu comentario.

      Muchas gracias por tu elogio. El objetivo de este Blog es publicar la información de medicina de un modo comprensible para todos los lectores y que sirva de ayuda para entender mejor sus enfermedades así como el resto de dudas que siempre existen en el campo de la medicina.

      Un saludo

  3. Falto mencionar el pulsó del pie ya que es importante en pie diabético y en personas con problema vascular
    Gracias

    • Hola Rossana, muchas gracias por tu comentario.

      Tienes toda la razón y además de en esos dos lugares que tu indicas, el pulso también se puede tomar en otros lugares, pero el objetivo del artículo es enseñar a tomar el pulso de forma fácil a cualquier lector del artículo. Por eso solo he querido mencionar esos lugares en el artículo.

      Un saludo

Deja un comentario