¿Puedo comer salmón durante el embarazo?

Si estás embarazada, puede ser que tengas dudas sobre si puedes comer salmón y, más aún, porque existen diferentes formas de preparación.

Hoy en día, la dieta de una mujer embarazada puede ofrecer muchas dudas.

En realidad, las dudas no existen, puesto que la dieta en el embarazo está muy clara, sino que las dudas vienen, a lo largo de todo el periodo de gestación, ante la multitud de oferta de productos culinarios que existen en el mercado.

Igual que otros artículos, este lo publico porque esta semana una mujer gestante me ha realizado esta consulta.

En este artículo voy a intentar resolverte esas dudas que puedas tener.

Pescado y embarazo

En la dieta humana el pescado se puede consumir de diferentes maneras. Algunas de esas maneras de consumo o de preparación pueden ser peligrosas cuando una mujer está embarazada.

Durante el embarazo hay que tener una especial precaución con los siguientes aspectos:

Metales pesados y embarazo

Los metales pesados, como el Mercurio (sobre todo el metilmercurio)  y el Plomo pueden provocar trastornos en el bebé durante la gestación, por el acúmulo de esos metales en diferentes órganos.

El más peligroso es el metilmercurio, que se encuentra en los peces de pequeño tamaño. Pero como hay peces de gran tamaño, que se alimentan de los de menor tamaño, son estos los que debes de evitar.

Los pescados que hay que evitar en el embarazo son: pez espada o emperador, atún rojo, tiburón, lucio y caballa.

Anisakis y embarazo

El anisakis no afecta al desarrollo del feto.

Sin embargo, sí que puede afectar el parásito a la madre y producir una Anisakiasis, que es una enfermedad producida por la larva del parásito anisakis, que la puedes contraer si consumes peces de mar y cefalópodos.

Esta enfermedad, por el parásito anisakis, la puede contraer la mujer embarazada si consume el pescado infectado crudo o muy poco cocinado.

Para destruir las larvas de anisakis y poder evitar esta enfermedad se recomienda:

  • Cocinar a más de 60º durante al menos 10 minutos.
  • Congelar el pesado y los cefalópodos (pulpo, calamar, sepia) a -20º durante 24 horas. El pescado ultracongelado es más recomendable, puesto que se eviscera en alta mar y se ultracongela.

Se calcula que cerca del 40% del pescado que se consume en España puede estar parasitado por el anisakis.

Las especies que con mayor frecuencia están afectadas son las siguientes:

  • Pescados: salmón, merluza, lenguado, gallo, bacalao, pescadilla, sardina, anchoa, rodaballo, rape, besugo, congrio, abadejo, chicharro.
  • Cefalópodos: Pulpo, calamar y sepia.

Salmón y embarazo

El salmón se puede consumir en el embarazo.

Como se puede consumir de diferentes maneras, debido a las variantes de preparación culinaria que existen, te voy a especificar cada una de ellas a continuación.

¿Puedo comer salmón a la plancha durante el embarazo?

Como te he comentado con anterioridad, el salmón hay que cocinarlo a más de 60º durante al menos 10 minutos.

Por lo tanto:

  • El salmón fresco no se puede consumir en el embarazo si lo preparas a la plancha, porque durante este proceso no se alcanza esa temperatura durante diez minutos.
  • El salmón congelado, si lo descongelas, sí que lo puedes consumir a la plancha si estás embarazada.

¿Puedo comer salmón ahumado si estoy embarazada?

No se puede consumir en el embarazo salmón ahumado por dos razones:

  • El proceso de ahumado del salmón se realiza a partir de salmón crudo, por lo que no se alcanza esa temperatura para poder destruir las larvas de anisakis.
  • El salmón ahumado también podría contener la bacteria Listeria porque para su destrucción se precisa una temperatura superior a los 60º.

¿Puedo comer sushi de salmón en el embarazo?

Ahora me voy a meter en un charco. Porque ¡para eso están!, y yo me he metido en alguno.

Todas las guías médicas que he consultado recomiendan no consumir sushi durante el embarazo.

Pero la medicina no es paradigmática. Y, más aún, durante mi larga carrera como médico he podido comprobar en muchas ocasiones que lo que hoy se recomienda como dogma de fe, puede ser que mañana, dentro de cinco años o diez ya no se recomiende.

En las guías médicas de nutrición en el embarazo no se recomienda comer sushi porque según estas guías el sushi se prepara con salmón fresco, sin congelar y podría estar infectado por el parásito anisakis o contaminado con la listeria.

Es cierto que la listeria no se destruye con la congelación, sino con el calor, sometiendo al pescado a una temperatura superior a 70º C durante 2 minutos.

No obstante, en la mayoría de las ocasiones, la contaminación del salmón por listeria se produce durante el proceso de manipulado, sobre todo en las empresas que manufacturan el salmón.

Por ello, si un salmón fresco se congela y se puede consumir a la plancha, es lógico deducir que si el sushi se elabora a partir de salmón congelado, también se puede consumir.

Por tanto:

  • Si el sushi de salmón está preparado con salmón fresco, sin congelar, no se puede consumir sushi durante la gestación.
  • Si el sushi está preparado a partir de salmón congelado, sí que lo puede consumir una mujer en el embarazo.

Para evitar problemas, si estás embarazada, procura comer el sushi de salmón si lo elaboras tú, en casa, después de descongelar el pescado, o en restaurantes de plena confianza.

Desconfía, siempre, del que puedas comprar ya elaborado en cualquier tienda o supermercado.

¿Puedo comer salmón marinado durante el embarazo?

Todo lo que te he explicado antes para el sushi, es aplicable para el salmón marinado, porque en su elaboración se puede utilizar salmón freso o congelado.

Por lo tanto:

  • Si el salmón marinado se elabora con salmón fresco, sin congelar, no lo puede consumir una mujer embarazada.
  • Si el salmón marinado está preparado a partir de salmón congelado, sí que lo puede consumir una mujer durante el embarazo.

Desconfía siempre del salmón marinado y consúmelo solo si lo elaboras tú, con todas las medidas higiénicas recomendadas y a partir de salmón congelado.

COMO SIEMPRE, TE VOY A RECOMEDAR OTROS ARTÍCULOS QUE TE PUEDEN INTERESAR:

Muchas gracias si compartes el artículo en tus redes sociales.

Y, si quieres que te envíe un email cada vez que publique un capítulo, SUSCRÍBETE AL BLOG: más abajo en el móvil o en la barra lateral en el ordenador.

¡Que tengas un día maravilloso!

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.