La VACUNA: Capítulo 17, MENTIRAS

El carácter sobrio y severo de las palabras del doctor Hodgkins la dejó perpleja. Titubeó por unos instantes y se percató de que él se había dado cuenta de sus gestos. Al sentirse descubierta se ruborizó. No lo pudo evitar.

El doctor Hodgkins, con su hablar pausado y sereno, con el tono grave de su voz, y el hecho de estar curtido en ese menester, hablando con frases cortas y sin decir más allá de lo que pretendía expresar, había conseguido acorralarla y a punto estaba de conseguir sus objetivos.

―Yo no sé nada de eso. Yo sólo conozco los rumores que corren acerca de la vacuna de Jeff Colleman. Según parece, es todo un éxito y Bioconn está esperando el momento adecuado para darla a conocer ―afirmó Mary Fishers, intentando ser coherente y, al mismo tiempo, convincente.

―¡Qué bella es la mentira, doctora Fishers! Se parece a usted.

―Doctor Hodgkins, yo no miento nunca, lo que le digo es la verdad.

―En ese caso, le sugiero que vaya pensando cómo le explica mañana a Christopher Norton que le ha mentido, porque estará esperándola. Usted conoce, igual que yo, que la vacuna de Bioconn es un rotundo fracaso. Yo no sé el porqué, pero usted sí. La causa del fracaso es lo que precisa conocer Microgensyn.

―Yo no le temo a Christopher Norton ―dijo ella, con seguridad.

―Ese es su problema.

―¿Y para qué quieren saber por qué falla la vacuna de Bioconn?

―¿Por qué no se lo pregunta a Christopher Norton? Estoy seguro de que él se lo contará.

―Doctor Hodgkins, ¿por qué me cuenta todo esto? Porque, en cierto modo, lo que usted pretende es ponerme en alerta y avisarme que Christopher Norton me estará esperando con el hacha preparada.

―En cierto modo, doctora Fishers, siento aprecio por usted ―respondió él, ahora con dulzura― y, con sinceridad, la admiro. Yo… no sé, en otras circunstancias, tal vez… ―balbuceó, no atreviéndose a pronunciar lo que pensaba.

―No es necesario que diga nada. Le estoy muy agradecida

―No me tiene que agradecer nada. Sólo en esta ocasión, me he permitido una cierta licencia. Yo sólo trabajo y cumplo órdenes. Puede ser que en otra ocasión no sea tan tolerante. Actúe con cuidado. Está en peligro y le podría suceder algo desagradable ―sentenció el doctor Hodgkins, antes de despedirse de ella.

El camino de regreso a casa fue un lento deambular por las calles de Main Street. Necesitaba pasear y desahogarse consigo misma, necesitaba respirar aire puro y sentirse libre, sin ser espiada. Necesitaba poner en orden sus ideas y decidir qué hacer. De momento, adorar la libertad y suspirar por un final feliz, acorde a sus propósitos.

Por extraño que parezca, tuvo que reconocer que agradecía la colaboración de aquel siniestro personaje, pero por sus palabras, supo reconocer que se trataba de su enemigo, que aunque en esta ocasión estuviera de su parte, seguro que en otras circunstancias apreciaría la vileza y la falta de compasión que por el momento no había mostrado.

Acató sus palabras, aunque no fuese necesario, puesto que desde hacía unos días actuaba con cuidado.

Copyright: Francisco Belda Maruenda

 

Así acaba el capítulo decimoséptimo de LA VACUNA: una novela que te estoy publicando en este Blog por capítulos.

Aquí te dejo los enlaces a los capítulos anteriores, para que los puedas leer:

Te quiero pedir un favor muy importante para mí:

Estoy muy ilusionado con esta novela, por lo que si te ha gustado este capítulo de LA VACUNA, así como los anteriores, y piensas que le puede gustar a tus amigos o contactos, te quiero pedir que me eches una mano compartiendo este capítulo a tus amigos a través de email, WhatsApp, Facebook, Instagram, Twitter o tus demás redes sociales.

Tu recomendación es la mejor forma para que nuevos lectores puedan leer la novela gratis.

¡Te aseguro que me ayudas muchísimo!

¡Ni te imaginas cuánto!

Millones de gracias si lo compartes y un abrazo de todo corazón.

Déjame tu comentario o tu crítica sobre el capítulo y aparecerá más abajo.

Y, si quieres que te envíe un email cada vez que publique un capítulo, SUSCRÍBETE AL BLOG: más abajo en el móvil o en la barra lateral en el ordenador.

¡Que tengas un día maravilloso!

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.